26 de enero de 2012

Cada detalle cuenta.

Quédate quiet@, mira a tu alrededor y por un instante fija la vista e intenta hacerla lo más nítida posible. Admira  su forma, su estructura, su composición... ¿No es fascinante? La mayoría de personas solo ven el conjunto de un todo. En vez de fijarse que el todo está formado por cosas que consideramos un nada. Oh, una manta roja. ¿Seguro? Fíjate bien, admira CADA hilo de su composición. Anda... un hilo negro. El ordenador, ábrelo por dentro. Chips, circuitos, cables... Abre un libro. Hojas, letras, dibujos. Fíjate en la textura del papel, de su forma. Si te fijas bien y lo apuntas con la lupa, el papel tiene pequeñas honduras y cuadradas... 

Jamás nos fijamos en los pequeños detalles de los que estamos rodeados. 
Siempre buscamos un todo. Y algunos.. ni siquiera lo ven.

23 de enero de 2012

*

La mayoría de las personas suelen decir que aunque ames a alguien, sea tu amor ideal, para toda tu vida. Habrá gente que te atraiga sexualmente o físicamente. No sé si seré yo, pero me doy cuenta y lo verifico que hasta el más bello de los hombres NO me atraen. Si intento imaginarme con otra persona que no sea aquella a la que amo, me da asco, me repugna, NO me pone y  NO se sube.
Cuando dejo de pensar en ello y pienso en quien amo es todo lo contrario. Aunque hubiese rozamiento con otra persona viniendo por parte de la otra no subiría. Me gusta saber que solo puedo estar agusto con solo una persona. Y no poder hacer lo mismo con otra persona.
Miro atrás en el tiempo, cierro los ojos fuertemente por la vergüenza que siento de mí mismo, como pude tratar a los que me quisieron de aquella forma... Con un lo siento no se puede reparar el daño que provoqué... Una etapa de mi vida que aunque no me guste, vive conmigo.
Con el paso del tiempo cambié. Tal como lo siento y veo las cosas ahora, me siento seguro de que lo que hice jamás se volverá a repetir. Sonrío por saber que eres lo único. Inigualable y especial.

Como un perro, fiel, obediente, sumiso, cariñoso y juguetón. 

21 de enero de 2012

La monotonía acaba matando.

Monotonía por mi alrededor. Soledad persecutora, desilusión compañera y sentimientos somnolientes.
Blanca y negruzca nieve, azul cielo despejado, soplos de aire frío estremecientes y extensos pinares.
Amigos vertebrados, poco habladores, buenos oyentes. Nacientes de copos de nieve.
Susurros de voces dormidas transportadas por la niebla.
Sonidos y ruidos escondidos. Vista cansada y dolorida por la claridad del paisaje.
Corazón palpitante con el rito alterado.
Tiritante acostumbrado. Dolor punzante correspondido.
Imaginación congelada. Ilusión desvaneciente. Voz sorda.
Ojos opacos. Manos lastimadas. Cuerpo magullado.
Refrescado tumbado tiñendo la blanca nieve a un rojo oscuro - negro.

19 de enero de 2012

Nunca dejó de dar calor.

Es algo que quita la sonrisa y, que la regala cada día.
Cuenta historias con finales abiertos.
Arropa cuando tiritas de frío. 
Acompañante fiel, arraigado al corazón. 
Defraudas y continua confiando. 
Lloras y  roba las razones. 
Picante y morbosa.
Justiciera y relativa. 
Sensible y dura. 
Alegre y paranoica.
Tonta y divertida. 
Sabia e influyente. 
Pura y natural. 
Influenciada y codiciosa. 
Avariciosa y preocupada. 
Cariñosa y seria. 
Silenciosa y dulce. 
Ruidosa y soñadora. 
Voladora y pensativa. ... ... ... ...
-Pobre, quedó rendido.
*Dejémosle que continué soñando.
-¿Le retiro el muñeco?
*No creo que puedas. Mira como se aferra a él. Vámonos.
-Esta bien. - Y salieron al pasillo aquellos hombres con bata y zapatillas blancas dejándolo alejado del mundo real e inmerso en sus recuerdos.
-¿Cuánto tiempo lleva deambulando por aquí?
*Este chico ingresó voluntariamente con 17 años. Ahora tiene 84, haz la cuenta.
-Cada día le veo sentado en la salita de estar. ¿Espera a alguien?
*Si, desde hace 67 años. Continua esperando.
-Es una lástima que no pudiera olvidarlo.
*Puede ser, pero el amor que siente ni tu ni yo jamás lo sentiremos. Piensa, ¿Cuántas personas en el mundo son capaces de enamorarse solo una vez? No sé tu, pero a veces envidio al chico que continuamente nos describe.
-Para mí es solo un pobre desequilibrado. Obsesionado con el amor único y verdadero. ¿No crees?
*Jamás lo sabremos.
-Ahora que lo recuerdo, En la mesita de noche hay un jarrón de cristal con piedras, agua y una flor ¿Cada cuánto tiempo la cambian?
*La trajo consigo cuando ingresó. Jamás se a cambiado.


¿Amor o desequilibrio?
Hamal JLC

13 de enero de 2012

Fatum








-¡Ey, nena! - Oí detrás de mi e instintivamente me volví.
Un chico alto y moreno.
*Em, Hola "nene" ¿Te has perdido?
-Si, en tus caderas cariño.
*No te preocupes, ya estás a salvo - Le sonreí - Y ahora, ya te puedes ir ¿O tengo qué llamar a tu mamá? - El chico comenzó a reírse. Y mis amigas comenzaron a cuchichear. "Ese muchacho está perdido", "Pobrecito, con lo mono que es", "Que fría es con lo bueno que está"
Si, esas son las perras en celo que denomino amigas.
*Vete a casa "nene" y no te pierdas al volver. - Y me dí la vuelta.
-A donde vayas tu irá mi casa. - Me susurró al oído mientras rozaba sus manos por mi cintura. Me dí la vuelta y de un empujón le hice tropezar y que cayera al suelo.
*¿Por qué crees que me puedes conseguir?
-No lo creo, lo sé.
*¿Lo sabes? ¿Puedes ver el futuro? Anda chico, vete a tu mierda de Delorean y ve a descubrir si harás algo interesante en tu vida. Olvídame.
-¡Ja,ja,ja! No me hace falta ver el futuro, lo nuestro se llama Destino.
*¿¡Destino!? ¿Qué sabrás tu, un mico, del destino? ¿Acaso piensas qué el destino está escrito? ¿Qué hagamos lo que hagamos haremos lo que él dictamine?
No. Eso no es el Destino, el destino lo escribimos nosotros. Cuando tomemos una decisión u otra habrá una consecuencia.
Si el destino dice que yo estudiaré medicina, ¿Estudiaré medicina? No. Me da la posibilidad de coger medicina, veterinaria, psicología, arte, matemáticas, ingeniería, infinitos caminos. El destino no dicta lo que somos, lo que seremos ni lo que hemos sido. Somos nosotros quienes escribimos nuestro propio "Destino". Son caminos que recorremos como en un laberinto. Debes elegir bien para encontrar la salida. Decidimos el nuestro propio.
Somos la pluma, el Destino el papiro y la tinta los caminos recorridos. - Quise decir mucho más, pero la ira me había robado todo el aire y me encontraba agobiada con la respiración alterada y con todos mis músculos tensos.
Llevé mi mano a mi frente, luego me aparté los pelos anaranjados de mi enorme cabello de la cara, dejando a la vista mis ojos color chocolate. Con mi brazo izquierdo caído y el otro sobre mi cadera lo miré a los ojos intentando como siempre anticiparme a lo que me dijesen. El chico con rostro calmado metió la mano en su bolsillo y soltó un suspiro. En ese momento supe que había ganado.
*Vete a casa mico. Y no hables de lo que no sabes. - Y me volví hacia mis amigas que todas ellas tenían el ceño fruncido pero con la boca cerrada.
* ¿Nos vamos? - Esperé alguna respuesta, pero no respondieron. - ¿Hola? ¿El gato le a comido la lengua al perro o qué? - Sus ojos más abiertos de lo normal miraban atentamente a lo que tenía detrás mía. Solté un suspiro y me volví con los ojos cerrados mientras decía: - ¿No te he dicho... - Y mi boca se cerró al abrirlos. Estaba de rodillas con una caja de madera, tadalla en ella miles de pequeñas estrellas formando miles de constelaciones y en los extremos de la cerradura "Fatum" Y abrió la caja.



Soy Elizabeth. ¿Aún quieres ir por este camino?


Dedicado a un chico ahogado en su vaso de sus sueños y paranoias.